Nuestro plan de inversiones busca crear valor de largo plazo, desarrollando proyectos e infraestructura energética que respondan a la demanda del país.


En Colbún queremos ser actores relevantes en el desarrollo energético del país, basado en los principios de sostenibilidad, seguridad y competitividad. Para ello, estamos estudiando y ejecutando un importante plan de inversiones con proyectos de gran magnitud, tanto en generación hidráulica como térmica, lo que nos permitirá mantener una posición destacada dentro de la producción eléctrica nacional, continuar la diversificación de nuestros riesgos de generación y generar valor para nuestros accionistas.


Buscamos aportar nuestra cuota para llegar a tiempo con la cantidad, eficiencia y sostenibilidad adecuada, para satisfacer la demanda en las próximas décadas y asegurar, no solo una mejor calidad de vida para los chilenos, sino también aportar a la competitividad de nuestra economía y a la productividad de nuestras empresas.


Entre estas iniciativas destaca nuestra primera central a carbón Santa María I de 342 MW, que entró en operación comercial en agosto de 2012, y que incrementará la seguridad de suministro a nuestros clientes.


Esta capacidad será complementada por los proyectos hidroeléctricos Angostura (316 MW), con sobre 80% de avance y San Pedro (150 MW), cuyas obras principales se encuentran postergadas a la espera de los resultados de la campaña prospecciones y estudios de terreno realizados. También existen otros proyectos en estudio sobre la base de derechos de agua que poseemos (como por ejemplo el proyecto hidroeléctrico La Mina de 34 MW), lo que permitirán en el futuro el desarrollo de centrales de embalse o pasada, por aproximadamente 500 MW.