03 / Resumen Financiero del Ejercicio 2014

La mejora en los resultados respecto del año anterior se explica principalmente por una mayor generación hidroeléctrica y por una mayor disponibilidad de las centrales de Colbún, lo que permitió a la empresa operar desde una posición excedentaria en el mercado spot. La mayor producción hídrica se debe a una leve mejora en las condiciones hidrológicas y por la entrada en operación de la Central Angostura en abril. Cabe destacar que el EBITDA del año 2014 es el más alto alcanzado por la compañía en su historia.

El año 2014 estuvo marcado por condiciones hidrológicas levemente más favorables que las registradas en los últimos cuatro años. Esto se explica porque los deshielos a finales del 2014 fueron superiores a los del 2013, sumado a que la nueva central hidroeléctrica Angostura generó de manera consistente y confiable, aportando 1.301 GWh en el año.
Los resultados obtenidos el año 2014 presentan un nivel EBITDA históricamente alto, registrando US$536,6 millones, que se compara favorablemente con los US$352,4 millones del año previo. La utilidad neta aumentó de US$62,9 millones el 2013 a US$79,5 millones a pesar de verse afectada por la provisión de la inversión en la coligada HidroAysén por US$102,1 millones.

 



Los ingresos de actividades ordinarias ascendieron a US$1.503 millones, menores en 11% respecto de los US$1.696 millones del año previo. Esta disminución responde principalmente a un menor precio y a un menor volumen de venta a clientes libres. En diciembre de 2013 vencieron dos contratos con este mismo tipo de cliente.
A su vez, los costos y compras de materias primas y consumibles alcanzaron los US$883,7 millones a diciembre 2014, lo que representa una disminución de un 30% respecto del año anterior. Ello refleja menores compras en el mercado spot, gracias a la mayor generación hidroeléctrica de la compañía.


Los resultados fuera de la operación presentaron una pérdida de US$183,1 millones, mayor a la pérdida de US$32,8 millones del año 2013. Este incremento se explica por el efecto ya mencionado de la provisión en la coligada HidroAysén, en conjunto con un mayor gasto financiero –tanto por un nivel más alto de deuda bruta, como por una menor activación de estos gastos–, luego de la puesta en servicio de la Central Angostura en abril.